La compañía “Fromages de France” inició sus operaciones en República Dominicana en 1982, cuando sus fundadores, Jean Lin y Mijo, se dieron cuenta que existiá en el país leches de tal calidad que se podía intentar elaborar quesos de aromas y sabores incomparables.

Algunos de los más conocidos expertos franceses han venido a dar apoyo a nuestra pequeña empresa familiar y transmitir el “savoir-faire” tradicional y secular de Francia y adaptarlo a la calidad de las leches dominicanas. De este maridaje de tradición y audacia salieron una quincena de quesos típicos, de vaca y de cabra, que quedan como referencias gastronómica en el país.

También desarrollaron una línea de producción de yogures y quesos frescos (Yoka), una línea que se traspasó al grupo Mercasid / Induveca en el año 2005. En ese mismo año se creó la marca “Deliciel“.

Luego, la empresa siguió con su deseo de ponerse al servicio de apuestas nutricionales y desarrolló por 8 años, junto con la empresa francesa Nutriset, un proyecto de producción de plumpy’nut, un producto humanitario adaptado para curar la malnutrición aguda, en caso de crisis humanitaria. Cientos de furgones de plumpy’nut elaborados en República Dominicana fueron despachados a los países donde existía emergencia sanitaria.

En 2014 se abrió una nueva página de nuestra historia con el desarrollo de varios productos a base de frutas (mermeladas, compotas, pastas de fruta), que se prolongó en el año 2016 al lanzar una nueva línea de yogures, los yogures K.