Historia

 Al igual que la palabra “fromage”, el termino “faisselle” no se refiere al contenido sino al recipiente en el cual se moldea el queso. Faisselle se podría traducir como escurridor o encella. Se trata de una pequeña canasta perforada en la cual la cuajada se va escurriendo. El proceso es lento porque la canasta queda encerrada en una cavidad de tal forma que el queso siempre sigue bañado en su suero. De esta forma se consigue un diminuto queso fresco de textura muy suave. En los primeros días, su consistencia es granulada, parecida a la de una cuajada joven.

Maridaje

Es una delicia saborearla con un poco de miel, un coulis de frutas frescas. Después de varios días, la masa es más estructurada y se presta para muchas preparaciones culinarias. Cada cocinero tiene su arte particular al respecto, con infinitas variaciones: el sabor y la consistencia de la Faisselle cambia según el manejo que se le da al suero que va saliendo del quesito. Al final, cuando madura, el queso se parecerá a un “Petit suisse”.

Recetas